Vertido del hormigón y formación del suelo

Introducción
Lista de componentes necesarios
Trazado y nivelación de la piscina
Colocación de los paneles y de la estructura
Instalación de las tuberías y del Local Técnico
Estanqueidad, puesta del agua y relleno
Recapitulativo en imágenes

Vertido del hormigón y formación del suelo



Disponemos ahora de una armazura nivelada, marcación de las pendientes y una tubería.
El hormigón renforzará la solidez estructural del acero para resistir a las presiones del suelo, del agua y al gel a los cuales la piscina será expuesta durante años.
Se trata pues de una fase muy importante. La cantidad y tipo de hormigón dependiendo del tamaño de la piscina y de su uso.
Se vierte el hormigón para formar las paredes y cubrir los soportes en A (piernas de fuerza) y los soportes de la terraza.
El hormigón deberá ser poco líquido, lo suficientemente compacto. Por información, una pala de hormigón vertido debe conservar su forma. Si éste se encuentra muy húmido, patinará bajo el panel (se recomienda evitar éste fenómeno).
El hormigón debe adherirse a las bases de los soportes en A y a la base de la pared. De otro lado, un hormigón bastante húmedo ejercerá una presión contra los paneles que podría desplazar y desalinear las paredes.
El hormigón puede ser vertido directamente desde el camión. Si el acceso de éste mismo a la obra no es posible, sírvase de una carretilla !

Viértalo gradualmente sacudiéndolo y no vaciándola de una sola vez. En efecto, el hormigón es pesado y su peso tirado podría alterar el alineamiento y el nivel de las paredes.
Ponerlo "con la pala" puede distribuir el hormigón directamente al rededor de los soportes en A, acelerando el trabajo.
Se necesitan al rededor de dos carretillas de hormigón para cada soporte en A. Para los paneles, se aconseja vertir el hormigón sobre la base hasta una altura de 30 cm y una distancia de 45 cm.

En esta fase, es primordial verificar dos calidades : el alineamiento horizontal y el alineamiento recto de las paredes.
Podemos aún aportar algunas correcciones menores. Una vez que el hormigón endureció, las modificaciones serán más difíciles...

Una vez que el perímetro esté hecho con el hormigón, la próxima etapa será poner el hormigón en el fondo de la piscina.
Esta capa de hormigón no es estructural. De hecho, la resistencia de la piscina no está asegurada por esta capa, que no se ajusta solamente a estabilizar el suelo (chapa de fondo), asegurando solamente una superficie lisa. El espesor de ésta misma es de 7 a 10 cm.
Esta capa de hormigón puede ser aplicada después de que el hormigón del perímetro se haya secado. De esta manera, reducimos la posibilidad de un deslineamiento de los paneles cuando estemos trabajando en el interior de la piscina.
Al mismo tiempo, es posible de poner el hormigón en el interior de la piscina al mismo tiempo que hacemos el perímetro. Solamente se necesita tener cuidado y no desestabilizar las paredes ya con hormigón. No se olvide que a éste momento, el hormigón no se encuentra aún seco y duro.

Para el interior del tanque, utilice una argamasa no muy líquida (dosificada a 300 kgs/m3) para que pueda quedarse en su posición sobre los planos inclinados.
Se verce el hormigón dentro de la piscina y después se pone con una pala sobre el fondo de las pendientes.
Utilice un rastrillo para nivelarlo a la altura de las estacas y de las cuerdas. Con la ayuda de una llana y de una regla a enrasar, nivele la argamasa.
Podemos en éste momento reforzar las estacas bajo la superficie de la argamasa. Solamente se necesita hacer una buena nivelación de éste mismo. No lo allane, porque el fieltro se adhiere mejor a una superficie rugosa. Nivele el hormigón a la línea de marcación en la parte inferior de la pared todo alrededor de la piscina. Esto le dará una transición derecha para la capa de acabado.

Asegúrese que el nivel del hormigón alrededor de la evacuación principal permita la aplicación de la capa de acabado (alrededor 2 cm).
Cuando el hormigón esté completamente instalado, tómese el tiempo necesario de limpiar todas las salpicaduras que se hayan hecho sobre las paredes y sobre los escalones. El hormigón cuando endureció es difícil de sacarlo.












Página siguiente : Instalación de las tuberías y del local técnico
Fotos no contractuales