Trazado y nivelación de la piscina

Introducción
Lista de componentes necesarios
Colocación de los paneles y de la estructura
Vertido del hormigón y formación del suelo
Instalación de la tubería y del local técnico
Estanqueidad, puesta del agua y relleno
Recapitulativo en imágenes

Trazado de la piscina


Se aconseja situar la piscina de forma tal que el drenaje natural del agua esté opuesta a la dirección de la piscina.
Acondicione el terreno en pendiente para favorizar la dirección del agua, la piscina deberá estar entre al menos 12 a 15 cm por debajo del nivel del suelo. Esto permitirá una pendiente gradual desde la terraza. Evite el derrame hacia los lugares contiguos del estanque. El derrame podría saturar el suelo o llenar la excavación. Sitúe la piscina en un lugar donde se pueda disfrutar al máximo el sol.

Si la piscina debe situarse a 3 metros detrás de la casa :
Plante dos estacas temporarias en el suelo, la primera a 3 metros de una extremidad de la casa, la segunda a 3 metros de la otra extremidad.
Extienda una cuerda entre estas dos estacas y estírelas hasta el límite de su terreno, o a puntos alejado de toda clase de pasaje.
Llamemos a estos dos puntos X y Y. La línea entre X y Y será la línea de referencia. Como X y Y se sitúan fuera de toda clase de camino de pasaje, ésta línea podrá servir para la alineación de la pared en acero durante la construcción.
Para determinar el lugar de la primera esquina de la piscina, tome un punto en el medio de la línea XY.
Clave una estaca en el suelo y llamemos a este punto A.
Mida a partir del punto A la longitud de la línea XY una distancia igual a la longitud de la piscina y clave otra estaca, este punto lo llamaremos B.
Para medir las otras dos esquinas : Mida a partir del punto A, a 90 grados con respecto a la línea XY, una distancia igual a la anchura de la piscina.
Clave una nueva estaca y a este punto lo llamaremos C.
Repita la misma operación a partir del punto B y llamemos a ese nuevo punto D.
Mida la distancia entre C y D y asegúrese que sea igual a la distancia entre A y B.
Para asegurarse que los ángulos de las cuatros esquinas están derechos, verifique que las distancias AD y BC son iguales.

Si la piscina contiene esquinas redondas, rapita este procedimiento por cada esquina :
Esquina redonda de radio 0,60m : mida 0,60m a partir de una estaca de la esquina en el sentido de la longitud de la piscina y plante una estaca. Haga lo mismo en el sentido de la anchura y plante una nueva estaca. Con la ayuda de dos cuerdas atadas a cada estaca, determine su punto de intersección, situado a 0,60m, al interior del gran rectángulo. Plante la tercera estaca en el suelo en esta intersección. Ayudándose de una cuerda fijada en esta última estaca, dibuje un cuarto de círculo (con un radio de 0,60 m desde la estaca 1 y 2) y marque este arco con una bomba de pintura para trazado.
Repita esta operación para cada esquina.

La piscina está trazada...
Para convertir este trazado de la piscina en un trazado de excavación, solamente necesita dibujar otro perímetro que rodeará al primero a una distancia de 60 cm (espacio para la instalación de los pies de fuerza).
Utilice una bomba de trazado para marcar la línea de la excavación.







Piscina con formas libres
No importa la forma que tenga, la piscina posee siempre un rectángulo teórico que contiene la longitud y la anchura, siendo así las dimensiones más grandes de la piscina. Este rectángulo dibujado, podremos determinar los puntos que servirán de centro para describir los arcos que formarán la piscina.

Excavación:


Una vez que el trazado esté terminado, vários preparativos son necesarios antes de iniciar la excavación :

1. Libere el acceso de la obra quitando el cierre, coloque tablas sobre los ribetes para minimizar los daños exteriores de las vías. Dezplace los árboles, asegúrese de haber obtenido todos los permisos necesarios (declaración de construcción).

2. Deberá definir el nivel, la elevación de la piscina. En la ausencia de una referencia pre-establecida, utilice un nivel de obra para medir la elevación del suelo sobre al menos 4 sitios, sea las 4 esquinas del rectángulo.
Sirviéndose del punto más elevado como punto de referencia, haga un trazado para guiarse.
Transfiera esta marcación a un punto fijo en cualquier parte del jardín (poste de cercado o pared de la casa) de manera a conservar ésta referencia y poder servirse para ajustar el nivel de la obra a la misma elevación durante toda la construcción.



3. Una vez que la elevación esté determinada, deberá marcar el nivel de abajo de la pared y del punto más profundo de la piscina.
Para marcar el nivel de abajo de la pared, mida 1,12 m por arriba de la referencia del punto de marcación. Este es el nivel del lado poco profundo y del reborde sobre el cual las paredes de la piscina se reposarán. Para marcar la profundida máxima de la piscina, mida 1,60m por arriba de la marca para el reborde, osea 2,75 m por encima de la referencia del terreno. Ponga de la cinta adhesiva a las marcaciones para el reborde y la profundidad máxima del jalón.

4. Ahora que todos los niveles están marcados, quite el césped a lo largo del trazado de excavación con la ayuda de una pala.
En los lugares en donde está previsto un pasaje frecuente, plante algunas estacas al ras del suelo con unos intervalos de 4,30 a 5,50 m. Esto es lo que le permitirá ver el borde de la excavación si las marcas que había hecho se borran de forma accidental por el paso de las excavadoras.

Alquile una pala mecánica o llame a profesionales en la excavación.
Comience por la parte menos profunda. Cave hasta el nivel previsto de la piscina.

Marque el límite entre la zona de la parte menos profunda y el cebo de la zona profunda con la ayuda de una bomba de trazado.
Esto permitirá al conductor de la pala mecánica de respectar una línea recta para cuando empiece la transición hacia la parte profunda.
Continúe cavando el largo de las paredes de la piscina con la misma profundidad que el lado poco profundo.


Una vez que un lado esté nivelado a lo largo de un costado, marque el borde o comience la pendiente lateral.
Mida una distancia de 60 cm al interior, desde la línea de la excavación (vea el diagrama).
Ayudándose de un plomo, transfiera este punto a la parte nivelada. Marque ésta línea con pintura.
El conductor podrá en este momento quitar la tierra suplementaria.
Para mantener la pendiente de la pared lateral correctamente, mida una distancia de 1,20 m desde el borde de la pendiente hacia el interior de la excavación.
Ayudándose de un plomo, transfiera éste punto al fondo de la excavación.

Utilice un pico y una pala para allanar las pendientes laterales. Es importantísimo retirar toda la tierra que se caerá con éste procedimiento de allanado y de seguir allanando cuidadosamente el suelo. Una vez que toda la tierra haya sido retirada, verifique todas las dimensiones obtenidas y trace la superficie plana y el reborde en el que se posarán las paredes. Es realmente necesario seguir al pie de la letra las dimensiones indicadas sobre el plano de preparación de la superficie.
Si una evacuación principal de la piscina está prevista (chapa de fondo), encuentre el centro de la parte la más profunda y cave un agujero de 45 x 60 cm para el sumidero.
En el caso de un suelo arenoso, construya un reborde más largo para darle una superficie de apoyo más segura a los paneles. Evacue los excedentes una vez que haya cementado la base.
La roca o la pizarra necesitan un material específico (rompe piedras).
El exceso de agua exige que se ponga una capa de piedras en la excavación. Será necesario cavar una superficie más grande para poder poner ésta capa de grava. La grava permite que el agua se escurra sin que se desmoronen los bordes de la excavación.
La instalación de una sopapa de aspiración que esté conectada a la bomba permitirá evacuar el agua de la excavación durante la obra.
La cantidad de terraplén conservado será determinado por la variación de la elevación del jardín y por el grado de modificación de la pendiente.

Página siguiente : Colocación de los paneles y de la estructura
Fotos no contractuales